viernes, 31 de mayo de 2013

Chasis

Empezamos por el chasis. Tras desmontar la moto por completo, el chasis presentaba una importante oxidación.




Tocaba limpieza y lijado. Todo el proceso se hizo con quita pinturas, y un simple taladro, con cepillos metálicos y de fibra, no hizo falta chorro de arena, opción que me plantee en un principio y que iba a depender de cómo saltara el óxido y la pintura vieja. Como podéis ver el resultado fue excelente utilizando una herramienta tan simple, y que cualquiera de vosotros tiene por su garaje.



Al no utilizar un abrasivo tan fuerte como el chorro de arena, el metal sufre menos, por lo que después ya no es necesario utilizar aparejo que tape las huellas del chorreado, con lo que nos ahorramos tiempo y dinero. Ahora bien, no en todos los casos será posible, en el de mi Mercu, la verdad es que la capa de óxido era bastante superficial y el metal bajo el óxido no estaba excesivamente afectado, como podéis ver en las fotos. Además todas las soldaduras estaban perfectas, por lo que no fue necesario repasar ninguna. ¡¡Genial!!

Siguiente paso: imprimación. Una buena mano de protector de metales, que me recomendó un amigo chapista, mano de imprimación, lijadita fina y la imprimación definitiva.....¡¡esto marcha!! la Mercu empieza a renacer.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada